Avistamientos de fauna

Si prefieres intentar la observación y fotografía de especies al aire libre, desde lugares con amplio campo de visión y a distancias siempre prudentes con los animales, lo hacemos posible. Tanto de forma exclusiva, en una finca privada que se encuentra en una posición privilegiada en la Sierra de Andújar, como en lugares públicos conocidos por su elevado porcentaje de éxito en la observación de fauna, te proponemos que te unas a nosotros/as en esta inolvidable experiencia.

La experiencia cuenta con flexibilidad total tanto en horario y logística como en las actividades que se deseen realizar, pudiendo variar desde sesiones más específicas centradas en una especie en concreto a actividades más divulgativas y diversas; tú eliges.

La propuesta de ejemplo expuesta a continuación ofrece una experiencia de jornada completa durante la cual podrás disfrutar del bosque mediterráneo en todo su esplendor.

Descripción:

Comenzaremos muy temprano intentando ver a la nutria, divertido y escurridizo mamífero que tiene como hogar los cauces de agua que recorren estos valles. Habrá que tener los ojos bien abiertos, ya que la actividad animal a tempranas horas suele ser muy alta, estando atentos al paso de los ungulados del bosque y al vuelo de las grandes aves carroñeras, que ascienden durante la mañana utilizando las corrientes térmicas.

A continuación nos desplazaremos (todos los desplazamientos corren a cargo de la empresa una vez llegados al punto de encuentro) a un camino público desde el que se abre ante nuestros ojos una enorme mancha de bosque mediterráneo en la que, además de gamos, muflones y ciervos, campa el felino más amenazado del planeta, el lince ibérico. Realizando una espera de duración variable según su éxito, intentaremos avistar al llamado localmente gato clavo en su hábitat, entendiendo lo importante que es éste en su conservación. Y que a nadie se le olvide alzar la vista, la Sierra de Andújar cuenta con el 48% de las aves presentes en España, siendo uno de los mejores lugares de BirdWatching de Europa.

Para cuando nos llame el apetito, la actividad incluye una comida de productos locales, si bien se acordará previamente con el grupo donde realizarla, pudiendo ser de modo más informal durante la espera o más tranquilamente en un bello enclave de la finca privada a la que nos desplazaremos para pasar la tarde. En esta se realizará una última espera, más exclusiva, esperando que la naturaleza nos regale alguna sorpresa final para cerrar el día.

Recomendaciones:

  • Para estas sesiones se recomienda contar con material óptico adecuado a la distancia de avistamiento, si bien la empresa cuenta con dos telescopios que quedarán al servicio de los/las clientes.
  • Estar parado a merced de las condiciones climáticas puede resultar duro si no se cuenta con la ropa de abrigo adecuada.
  • Esta actividad está pensada desde un respeto máximo a la naturaleza y a sus protagonistas, damos por descontado que el grupo tendrán un comportamiento ético intachable en este aspecto.

Especies observables: lince ibérico, ciervo, gamo, muflón, jabalí, nutria, águila imperial ibérica, águila real, buitre leonado, buitre negro, gavilán, mochuelo, y un gran número de especies de aves forestales, entre muchas otras.

Época del año: De septiembre a mayo, variando el protagonismo y la probabilidad de ver determinadas especies dependiendo de la época, desde la berrea de los ciervos a mediados de septiembre hasta los meses invernales más propicios para avistar al lince de día.

Tarifas: 

3 o más personas; 55 euros/per.

2 personas; 65 euros/per.

1 persona; 70 euros/per.