El lince es un mamífero carnívoro de la familia Felidae perteneciente al género Lynx.

Poseen aspecto de gato salvaje y habitan únicamente en el hemisferio norte. Existen 4 especies distintas de lince, de las cuales una de ellas está en el triste ranking de las especies más amenazadas del planeta: el lince ibérico.

Según la especie de lince los animales poseen un estampado de manchas y rayas diferente, con un pelaje largo y denso debido al clima al que se han adaptado y una punta negra de pelo, como la de un pincel, que corona sus orejas.

Todos conocemos al lince ibérico (Lynx pardinus), sin duda una de las joyas de la fauna ibérica.

Endémico de la Península Ibérica, a principios de siglo estuvo al borde de la extinción. Por suerte, con mucho esfuerzo invertido en programas de recuperación de la especie, actualmente su población se está recuperando y cada vez podemos encontrarlos más frecuentemente en nuestros bosques mediterráneos.

Pero además del lince ibérico, en el mundo existen otras 3 especies distintas de lince:

-Lince rojo (Lynx rufus): Vive en EEUU y en la parte sur de Canadá, y tiene la capacidad de adaptarse a muy diversos hábitats, siendo capaz de vivir en pantanos, bosques o incluso zonas limítrofes a las ciudades (aunque se decanta por lugares donde pueda cobijarse fácilmente). A diferencia del lince ibérico, absolutamente especializado en la caza del conejo de monte, este animal se alimenta de muy diversas presas, entre ellas roedores, reptiles, aves, crías de animales más grandes y por supuesto liebres. Su estado de conservación actual no es preocupante, aunque en muchos lugares su caza es legal.

-Lince canadiense (Lynx canadiensis): Imponente lince adaptado a vivir en los climas fríos que se dan en Canadá.  Se caracteriza por poseer un precioso pelaje blanquecino y por sus prominentes patas, que le sirven como raquetas para caminar en la nieve.  Su dieta es similar a la de su primo mediterráneo, siendo un cazador formidable de liebres.

-Lince boreal o euroasiático (Lynx lynx): Es el lince de mayor tamaño (puede pesar hasta 30 kg) y su poder reside en sus fuertes patas. El hábitat del lince boreal abarca gran parte de Europa, tiendo querencia por los bosques densos y por los afloramientos rocosos. Actualmente también se les encuentra en partes de Oriente Medio y Asia, hasta la meseta del Tíbet. La población cuenta con en torno a 50 mil ejemplares en todo el mundo, la gran mayoría de los cuales están en Rusia y China. Su alimentación incluye roedores, zorros, ciervos e incluso jabalíes, aunque prefiere decantarse por presas fáciles de cazar que no conlleven un enorme gasto de energía.

¿Sabías que…?

Hasta hace no demasiado se consideraba al caracal (Caracal caracal) otro tipo de lince, conociéndose aún por el nombre de lince africano. No es extraño pensar que pertenecieran al mismo género, ya que su morfología es bastante similar a la de los linces, pero sin embargo están bastante alejados genéticamente. El caracal está más emparentado con otros felinos como el serval.

Finalmente, tras diversos estudios genealógicos se concluyó que no pertenece al género Lynx, por lo que le cambiaron el nombre por Caracal caracal.